Blog

Home / 3lemon  / Instagram, un diamante en bruto para las empresas

La hermana pequeña de Facebook, Instagram, cuenta ya con más usuarios activos que Twitter. Que tus fotos no podrán lucir una vida más perfecta en otra red social parece haberse tomado como verdad universal.

No sabemos si será el formato cuadrado que permite enfocar lo que quieres, o los filtros que tapan hasta la cicatriz que te hiciste cuando tu hermano te empujó de la bici. Lo que sí está claro, es que con tantos usuarios, es muy interesante saber cómo conectar con ellos.

¿Qué perfil tiene un usuario de Instagram?

Los usuarios de esta red social responden a un perfil vinculado a la imagen. Siguen las tendencias. Se interesan por la música, la gastronomía, la moda… Hacen uso de la fotografía, pero creada con la cámara del móvil, entendida como algo espontáneo, experimental.

Si tenemos claro este uso, encontraremos pronto cómo las marcas pueden hacerse un hueco.

Un buen fin para utilizar esta plataforma es promover campañas de RSC. Bestfriend.org es un claro ejemplo de ello. Con ayuda los animales más populares de Instagram y de sus dueños, buscaron la concienciación de adoptar animales en vez de comprarlos.

La ONG SoupKitchen de Estocolmo también hizo uso de esta red para concienciar sobre el hambre. Bajo los hashtags #foodgram #brunch #yummy

ONG_SoupKitchen

En estos dos casos se unen dos conceptos muy fuertes de Instagram: fotografía a animales y fotografía a comida.

Otro modo de exprimir esta plataforma es mediante campañas de UGC, donde el contenido es fotográfico.UGC significa que el contenido lo genera y lo consume el usuario.

Un ejemplo es la campaña que lanzó Calvin Klein. La idea era muy simple, mostrar la popular goma de la ropa interior bajo el hashtag #mycalvins. En menos de 24 horas recibió más de un millón de interacciones.

Para impulsar la campaña, más de 100 influencers se autoretrataron mostrando su ropa interior, como por ejemplo Miranda Kerr, TreySongz o ChiaraFerragni.

influencers_mycalvins

Enseguida se contagió por Instagram y la gente comenzó a subir sus propias fotos. Una de las responsables de la campaña dijo algo muy esclarecedor: “Es básicamente la mejor excusa del mundo para posar semidesnudo en Instagram sin parecer egocéntrico”, explotando en este caso el fenómeno selfie que tan presente está en la plataforma.

mycalvins

Si cambiamos de ámbito, un caso indiscutible, y puede que referencia en el uso de Instagram, sea la plataforma durante la campaña de Obama. Bajo el hashtag #Obama2012 se creó un banco de imágenes que mostraban el backstage del mundo de Obama durante las elecciones.

Momentos íntimos que lograron humanizar la política, mostrando cercanía y proximidad. No tardaron en animar a que sus seguidores subieran fotos, consiguiendo más de medio millón de fotografías.

Y es que Instagram ofrece una gratificación emocional muy fuerte. Haciendo un buen uso, las marcas pueden conseguir un alto sentimiento de pertenencia por parte de los usuarios. Y lo más importante, no de una manera intrusiva.

Pero claro, no es tan sencillo, si cada vez es más difícil captar la atención los usuarios, lograr que se involucren lo es mucho más. Por eso las marcas en este contexto han de centrarse no en lo que quieren decir, sino en lo que al usuario le interesa en relación con la marca.

Sorry, the comment form is closed at this time.